¿Cómo aumentar su deseo sexual durante la menopausia?

La intimidad física que compartes con tu pareja puede ser tu arma secreta para aliviar el estrés y mantenerlos conectados durante la menopausia. Aunque las cosas, como los cambios hormonales y la resequedad vaginal pueden manipular tu deseo, algunos ajustes a tu rutina habitual pueden ayudar a aumentar la libido, haciendo que el placer sexual sea para los dos. Es importante tener en cuenta que si tus síntomas son graves o duran más tiempo del normal deberá consultar a tu médico.

Hablando las cosas

A medida que tus hormonas fluctúan, tu estado de ánimo también puede hacerlo. Pero no dejes que las emociones negativas se sobrepongan. Al reprimir tus sentimientos, es difícil encender tu sensualidad. Necesitas hablar de tus frustraciones y tensiones - ya sea que estén relacionados con la intimidad física o no - con tu pareja o incluso una amiga.

Y si no hay nadie para proporcionar el apoyo que necesitas, considera la terapia de conversación. Un terapeuta que se especializa en el tratamiento de problemas sexuales puede ayudar a entender y gestionar los factores emocionales que subyacen a la disminución de tu libido.

Dar prioridad a la intimidad física.

Si no das prioridad al contacto físico, puedes caer fácilmente en un error. Para mantener sanos los tejidos vaginales al aumentar el flujo de sangre, ten en cuenta que es necesario crear un espacio semanalmente o mensualmente para hacer el amor. Tómate un tiempo para los juegos previos y no olvides tomar en cuenta qué es lo que le excita.

Limpieza y Lubricación

Si experimentas resequedad vaginal, evita el uso de jabones perfumados en esa zona. Los productos químicos fuertes pueden empeorar tus síntomas, según la Sociedad Norteamericana de Menopausia. En lugar de eso, basta con utilizar agua limpia. Y cuando llegues a intimar, no olvides aplicar un lubricante de calidad. K-Y ® gel lubricante ayuda a impulsar la intimidad, volviéndola espontánea y divertida

Centrarse en la intimidad emocional.

La intimidad implica algo más que lo que ocurre entre las sábanas. Sintiéndote cerca de tu pareja puedes aumentar el deseo sexual. Busca nuevas experiencias para compartir, como cenar en restaurantes nuevos o vacacionar en un lugar al siempre ha querido ir, esto servirá para impulsar las hormonas del bienestar. Los juegos sexuales, sin el coito pueden tener efectos similares. Dale masajes, baila lento bajo las estrellas, recuerda el pasado y lo que los unió en primer lugar